Programa del Fondo de Ayuda de Emergencia COVID-19

de Maryland

Maryland ha autorizado $130 millones en préstamos y subvenciones para pequeñas empresas y fabricantes que han sido afectados negativamente por el COVID-19. Esta asistencia de emergencia proporciona alivio provisional y ganancias que se pueden utilizar para pagar los gastos operativos en efectivo, incluidos nóminas, proveedores, alquileres, pagos de deudas fijas y otros costos operativos en efectivo críticos para la misión.

Si usted es un negocio con sede en Maryland afectado por el Coronavirus, tiene menos de 50 empleados a tiempo completo y parcial, o es un fabricante de Maryland, consulte los programas a continuación para ver si califica para recibir asistencia.

Cada programa/aplicación tiene requisitos que el aplicante deberá tener listos como sus impuestos (taxes), estar al día (good standing) con el Estado de Maryland y mostrar impacto del COVID-19 para su negocio.

NOTA: Para aplicar para estos recursos, las aplicaciones se encuentran en línea (online) y es gratis. No hay ningún costo por aplicar.

El aplicante tendrá que proveer/preparar documentos del negocio lo cual un asesor de negocio y su firmas contable/preparación de taxes tendrá que posiblemente ayudarle a organizar para su aplicación.

Programas de Ayuda

Fondo de Préstamo de Alivio de Emergencia COVID-19

Este fondo de préstamo de $75 millones (solo para negocios con fines de lucro) no ofrece intereses ni pagos de capital por los primeros 12 meses, luego se convierte en un préstamo a plazo de 36 meses de capital e intereses pagos, con una tasa de interés del 2% anual.

Fondo de Subsidios de Emergencia COVID-19

Este programa de subsidios de $50 millones para empresas y organizaciones sin fines de lucro ofrece montos de subsidios de hasta $10,000 que no excedan los 3 meses de gastos operativos en efectivo demostrados para el primer trimestre de 2020.

Fondo de Ayuda de Emergencia COVID-19 Para Fabricantes

este programa de incentivos de $5 millones ayuda a los fabricantes de Maryland a producir equipos de protección personal (EPP) que necesitan con urgencia hospitales y trabajadores de la salud en todo el país.